martes, agosto 03, 2010

A u t e


Ya tendida y ardiente…
abrí los ojos al resplandor de la ventana…
Pálida, incandescente…

Vestía solamente el roce de tus ojos…

Yo clara y revelada…
Tu recóndito, oscuro…
Yo, tu maja… Mi Goya…


Pero también soñé que desde la ventana
Te veía desnudo, recostado, delgado…
Lánguido en tu desidia…
Gozando mi deseo sospechado, prohibido…
Entre tus piernas, el fruto que me tienta y me llama…
Me derrito en la sombra, detrás del caballete…
El pincel escapa de mis dedos…

Nunca podré pintarte?
20-08-2009

1 comentario:

  1. No se te ve tan serena en esta instancia...me gusta, imagen y texto.
    abrax.
    aldo.-

    ResponderEliminar